Cómo cuidar una tortuga

En primer lugar, creo que deberíamos tratar a las tortugas con amor y no estoy de acuerdo con el dicho de que los vendedores de mascotas son salvajes. Por el contrario, las tortugas son animales muy leales si las cuidas con regularidad. Además, este trabajo suele ser más caro que los peces de acuario normales, como daré ejemplos más adelante.

Instalación y preparación del lugar donde vivirá la tortuga

Lo primero es que se mantengan alejados de los envases de plástico. Permítame explicarle la situación de la siguiente manera: ¿Alguna vez ha querido pasar su vida en un lugar que es la mitad del tamaño de su propia habitación? Yo personalmente no lo quiero, y dado que estos recipientes absorben muy poca agua, se ensuciarán muy rápidamente y estarás violando la regla básica de que cuanto menos lo intentes, menos estrés tendrás.

Por cierto, vamos a explicar la regla, cuanto más a menudo cambies las características del entorno en el que se ven afectadas mascotas como una tortuga o un pez, más negativamente se verán afectadas, por lo que si no cambias el agua en recipientes de plástico que se hayan contaminado lo menos posible cada 4 días, se volverá inhabitable en el agua.

Si cambia con frecuencia, su tortuga tendrá dificultades para acostumbrarse y eventualmente se enfermará. Además, no podrá mantener la temperatura ambiente constante porque no puede agregar un calentador a esos contenedores y eventualmente se enfermará.

Para cuidar una tortuga se requiere un acuario de al menos 30 litros para que la tortuga pueda vivir. No diré nada sobre el ancho y la altura, pero cuanto más ancho sea, más feliz estará tu tortuga. Dado que la felicidad de tu tortuga es tu felicidad, será bueno para la salud del animal que cuidarás actuar abiertamente al respecto. Además, estos animales crecen a sí mismos de acuerdo con la anchura y profundidad del entorno.

Un acuario grande es imprescindible si quieres una tortuga grande y saludable. Aquí te puedo sugerir 2 cosas. Si no tienes un problema económico y no quieres lidiar demasiado con el acuario, muchas tiendas de mascotas venden acuarios pero debo decir que es más caro. Otra forma es ir a la cristalería y cortar el vidrio en las dimensiones que hemos determinado y hacerlo de silicona con silicona de acuario.

Otra razón por la que mi segunda opción es ser mi favorito es que puedes tener un acuario del tamaño que quieras cuando vayas a la cristalería. De esta forma, evitará la molestia de buscar acuarios cercanos al ancho.

Lugar seco para tomar el sol

Lo segundo en lo que debemos pensar es en crear un lugar seco en el acuario. Como sabes, las tortugas son animales que dependen tanto de la tierra como del agua, los cuales son indispensables. Una de las cosas que podemos hacer es buscar una piedra grande y ponerla en el acuario.

Atención aquí, asegúrese de que la piedra que va a colocar en el acuario haya estado en el agua por un tiempo, de lo contrario puede crear situaciones adversas para las tortugas al cambiar demasiado el pH del acuario. También debes asegurarte de que no haya hendiduras o protuberancias en esta roca que dañen tu entorno. Las tortugas trepan perfectamente, pero no queremos que se lastimen mientras trepan.

La solución que encontré es que se corta una madera cuadrada y gruesa a lo ancho del acuario, y se corta un borde para que salga la tortuga. Cogemos unas cositas aspiradas que solía colgar tu madre, y las pegamos al acuario, se coloca la madera sobre ellas, para que no estrechemos el volumen como una roca, y creamos una sombra debajo de la cual se pueden esconder los frailecillos.

Por supuesto, podemos usarlo en otros métodos, como el silicio de vidrio en forma de pasos directos en lugar de madera, u otros métodos que se te ocurran.

Deja un comentario